lunes, 28 de septiembre de 2009

La actividad física en los niños, imprescindible para un buen descanso

sueño

Realizar ejercicio es beneficioso para la salud física y emocional de los niños. Entre otras cosas, fortalece los huesos, p

reviene la obesidad y contribuye a que tengan un mejor descanso.

No hace falta que nos lo cuenten a los padres. En general, cuando hacen mucha actividad luego duermen como angelitos. Cuanta más actividad física realizan durante el día más rápido se duermen, aunque a algunos les cueste más que a otros.

Según revela un curioso estudio al respecto, los niños tardan 26 minutos promedio en quedarse dormidos por la noche. Por cada hora de actividad física intensa realizada durante el día como correr, el tiempo para cocnciliar el sueño se redujo en 6 minutos.

Por su parte, por cada hora de sedentarismo que los niños pasaban al día se alargaba en 3 minutos el tiempo que tardaban en dormir.

Además de dormirse más rápido, la actividad física les ayuda a dormir más, ya que también encontraron que los niños que se dormían antes también dormían más y los que tardaban más en dormirse dormían menos.

El descanso en los más pequeños nos preocupa a todos los padres. Un mal descanso repercute en su rendimiento y en su estado de ánimo. Por eso, tenemos que tener en cuenta que la actividad no sólo es buena para mejorar la aptitud física, controla el sobrepeso y prevenir enfermedades sino que es imprescindible para un buen descanso.

Vía | Medline
Foto | Flickr Tina Keller
En Bebés y más | Cuantas horas de sueño necesitan los niños, Dormir poco favorece la obesidad