domingo, 17 de octubre de 2010

Diez cosas que queréis que aprendan vuestros hijos

niña persiguiendo sus sueños

Me propuso hace poco un amigo una reflexión muy interesante y no me resisto a compartir con vosotros mis ideas al respecto. Se trata de hacer una lista con las 10 cosas que queremos que nuestros hijos hayan aprendido cuando cumplan la mayoría de edad y para las que, sin duda, hay que comenzar a trabajar desde la primera infancia.

La educación que les demos a nuestros hijos los va a preparar para vivir más feliz y sabiamente, siendo responsables con el mundo que les rodea y dando sentido y utilidad a su vida.

Por eso, además de los contenidos escolares habituales, creo que hay cosas que debemos ayudarles a conseguir aprender, contando, por supuesto, con sus gustos y respetándolos, pero poniendo las bases de un desarrollo global de la persona.

Y para esto hay que empezar pronto, tener las ideas claras sobre lo que importa y dedicarle tiempo y esfuerzo a ello. Posiblemente para cada familia las prioridades van a ser diferentes. Estas son las mías.


  1. Ser un librepensador, es decir, ser capaz de analizar las informaciones críticamente y actuar de forma independiente de las opiniones mayoritarias.

  • Ser capaz de expresarse por escrito y verbalmente perfectamente. Sea lo que sea lo que hagamos en la vida, expresarnos con corrección es muy importante, tanto para los aspectos laborales como para los relacionales. Nuestras emociones y pensamientos desearemos comunicarlos a otros, por lo que, conocer y cuidar el lenguaje es un instrumento indispensable.
  • Tener una cultura amplia que le permita entender por si mismo el mundo y lo que le rodea. Muchas de las informaciones y datos que nos van a llegar en la vida precisan, además de la simple apertura de canales, un proceso interno de interpretación. Sin conocimiento somos esclavos de las mentiras y engaños. Por eso creo que conseguir conocimientos de todos los temas, de manera crítica y variada, es básico para poder ser una persona libre.
  • Confiar en si mismo, respetarse, conocerse y amarse. La autoestima y el autoconocimiento, proporcionando instrumentos teóricos y prácticos, a través de la experiencia y el estudio, para enfrentar las dificultades, creo que son básicos para que una persona desarrolle sus capacidades y logre sus sueños.
  • Saber respetar a los demás, aunque no piensen como él, tratándolos con empatía y resolviendo los conflictos de manera pacífica. La violencia, la competitividad mal entendida, el desprecio del otro conducen a la incomunicación y a la opresión. Poder diferenciar conscientemente nuestros deseos e ideas de los derechos legítimos del otro a expresarse y ser libremente es una parte importantísima de una educación para la paz.
  • Nadar. Puede asombrar lo prioritario que lo considero, pero, de no ser que estemos seguros que nunca le hará falta, me parece una medida importante para poder salvar tu propia vida y la de otros por cosas que he vivido cuando era socorrista.
  • Ser un buen “amo de casa”, es decir, cocinar, cuidar de una casa y de los hijos que tenga.
  • Saber ganarse la vida, es decir, tener conocimientos para elegir o ejercer una profesión que le guste y le permita vivir lo más independiente posible. No me importa lo que sea, o alfarero, o agricultor, o diseñador gráfico, o pintor de brocha gorda, o electricista, o fisioterapeuta, médico, actor, arquitecto, ingeniero, escritor, locutor…
  • Cuidar de la salud: saber de nutrición, medicina básica y remedios naturales, además de poder atender un parto si es preciso y hacer los primeros auxilios.
  • Tener habilidades manuales prácticas: cultivar alimentos además de saber arreglar y fabricar cosas con sus manos. No puedo saber como evolucionará el mundo, pero para sobrevivir nunca sobrará hacerte una cabaña, hacer una fogata o conseguir alimentarte de los frutos de tu propio trabajo.

  • Además de estas diez cosas que yo, en mi experiencia e ideas, considero importante enseñarle, hay muchas otras cosas que hacemos: música, pintura, informática, equitación, idiomas… pero son complementarias a estos conceptos y habilidades que considero imprescindibles para proporcionarle las bases para una vida libre, feliz y útil.

    Estoy segura que vosotros tendréis listas diferentes a la que yo hago y me encantaría invitaros a que las compartáis con la comunidad de Bebés y más, pues creo que es muy positivo el aprender de los demás. Aunque vuestros hijos sean pequeños la educación en el hogar comienza desde la primera infancia y hay que tener las cosas claras. ¿Qué diez cosas queréis que aprendan vuestros hijos?

    En Bebés y más | Los niños son el futuro pero también el presente, “En muchas ocasiones se trata a los niños como seres inferiores”. Entrevista a Enrique Blay (V)