martes, 22 de octubre de 2013

Juegos con tu bebé de tres años

Hace unos días os comentamos cuáles eran los posibles juegos y los juguetes idóneos para compartir tiempo con nuestros hijos, y a la vez, para que aprendieran cosas divirtiéndose, cuando los niños tenían un año o dos.
Hoy hablaremos sobre cuáles son los mejores juegos y juguetes para tu bebe de tres años.
Los niños no juegan para divertirse, al menos no lo hacen como único objetivo aunque a nosotros nos lo parezca. Para ellos el juego es la forma que tienen de entender el mundo que les rodea, de comprender y ensayar sus complejas normas. No es algo que aprenden sino que están programados geneticamente para jugar y aprender de ello.
¿Por qué? Pues porque así es como nuestro cerebro aprende más rapidamente. Las actividades que más nos gustan son siempre alas que primero y mejor aprendemos.
Hasta ahora el bebé había desarrollado el juego con el objetivo de adquirir experiencias perceptivas, aprender a coordinar movimientos y desarrollar la atención y concentración. Pero es a partir de los tres años cuando el juego sufre un cambio importante.

La aparición del juego simbólico

Es ahora cuando la fantasía del niño empieza a invadir todos los aspectos de la vida de nuestro hijo, ahora es cuando juega a imitar, juega a ser papá o mamá, juega a conducir, a cocinar, le da de comer a sus muñecos, a nosotros, etc. Todas las situaciones reales que forman parte de la vida de nuestro hijo, van a pasar a formar parte a su vez de sus juegos.
Todo esto no es ni más ni menos que el desarrollo de la capacidad cognitiva puesto que pensar no es otra cosa que manejar representaciones en nuestra cabeza de cosas que no están presentes. Por tanto, el juego en esta etapa es de vital importancia ya que les permite desarrollar el pensamiento.

El inicio de la socialización

Es también ahora cuando vuestro hijo comenzará a querer jugar con más gente, y poco a poco vaya desplazando el juego en solitario por otros tipos de juegos que requieran de compañeros. Esta situación irá poco a poco avanzando hasta llegar a los seis años donde será un tema muy importante.Ha llegado el momento de compartir, de salir de la soledad de la habitación para buscar a otros iguales con los que compartir nuevas experiencias, negociaciones y juguetes. Es el momento de ir reafirmando el quienes son y de construir el carácter propio que les acompañará el resto de sus días.

Los juguetes

En esta etapa es muy importante que el juguete no sólo se adapte a su edad sino también a su personalidad.
Así por ejemplo para el desarrollo del juego simbólico tendremos casas de muñecas y sus accesorios, figuras de animales, personas y personajes, bloques de construcción, ropa para disfrazarse, libros de imágenes y cuentos.
Para el desarrollo psicomotor: triciclos, pelotas, anillas y aros.
Habilidades sociales y creatividad tendríamos juegos de mesa sencillos, puzles, juegos de memorización, plastilina, ceras, pinturas de mano, etc.
Recordad siempre que a pesar de todo, el juego con tu bebé de tres años es la forma que el tiene de aprender y que es mejor que sea el el que vaya viendo a qué y cómo quiere jugar.