sábado, 12 de octubre de 2013

Misión: recuperar el Juego Libre de los niños. ¿Sabes cuáles son las claves del juego no dirigido?


Juego Libre
¿Qué consecuencias puede tener que los niños dejen de jugar para ocupar su (precioso) tiempo libre con actividades dirigidas?, ¿en qué momento los niños dejaron de jugar? Esta y otras preguntas sirven como reflexión en el libro “Juego Libre. Fuente de felicidad”, escrito por Carmen Cabrera, quien ha puesto en marcha una campaña de Crowfundig en Verkami para conseguir editarlo.
Pero el libro es mucho más porque lejos de vender algún método o trazar estrategias a seguir, nos “abre la mente y el corazón” (si estamos dispuestos a hacerlo), y nos ayuda a conocer mejor el mundo infantil; aunque yo diría que más bien nos guía en el camino del recuerdo, ese que nos lleva a nuestra propia infancia, la que teníamos olvidada en algún rincón de la mente.

Por que como dice “El Principito” de Antoine de Saint – Exupery: “Todas las personas mayores han sido primero niños. (Pero pocos lo recuerdan)”.
Yo tengo otras preguntas a añadir a las reflexiones de Carmen, ¿será por qué no nos acordamos de cómo sienta la libertad, la ausencia de control adulto en los juegos, la alegría de compartir y crecer junto a otros,… porque dificultamos el juego libre de nuestros hijos?, y aún más ¿estamos a tiempo de dejarles ser felices jugando sin que tengan que anotar “jugar de 17 a 17,30” en sus agendas”?
Cuando Carmen haya conseguido auto editar este libro, será de lectura obligada para los que confiamos en la infancia, para los que consideramos que es más importante una tarde de juego libre que un curso de introducción al chino, aprender a ponerse de puntillas en la clase de ballet, o conocer nuevas estrategias para ganar al ajedrez.
Coincido con ella en muchas cosas, pero me gustaría resaltar (de entre ellas) que ahora es el momento (a pesar de las crisis económicas, de ideas, de valores….) de que todos aceptemos cambios profundos en nuestras maneras de pensar y ser, que generemos un movimiento hacia una convivencia constructiva. Es el momento de conocernos mejor y de relajar tensiones… lo es también de “recuperar el juego libre” para que todos lo disfrutemos, y evitar así que caiga en el olvido

¿Sabéis que es el juego libre?

Pues se trata de la actividad más placentera que realizábamos en la infancia, y a la que dedicábamos tantísimas horas, interrumpiéndolo sólo por nuestra asistencia a la escuela, pero ¡qué me decís! ¿no lo recordáis?
Entonces tendré que explicarme más: “el juego libre es una actividad voluntaria en la que nadie es obligado a hacer lo que no quiere. Los participantes son los que deciden las limitaciones de espacio y tiempo, a veces de antemano y a veces durante el transcurso de la acción. Sobre todo, el juego libre es una actividad sin objetivos ni metas, no tiene ninguna finalidad. Juego libre es una actividad espontánea que tiene el fin en si mismo. Produce placer y los participantes se convierten en directores, actores y productores de su propia realidad. Todos aceptan las reglas que se establecen y son libres de cambiarlas previo acuerdo o de abandonar el juego en el momento en el que lo decidan”.
A pesar de que las pedagogías convencionales han rechazado en gran medida la utilización del juego libre (al que atribuían erróneamente falta de valor pedagógico), las nuevas tendencias en pedagogía vuelven a dar mayor protagonismo al juego y la experimentación. Esto es por que “es una actividad fundamental para un desarrollo integral y saludable del niño tanto a nivel cognitivo, como a nivel afectivo y social. En el juego se aprenden mediante las experiencias directas multitud de valores y conocimientos, además de habilidades físicas y destrezas”.
Sabed que aunque debemos recuperar el juego libre para los niños, todos podemos participar de él porque no es de su exclusividad, eso sí: antes nos olvidaremos de interrupciones, prisas; y recordaremos la intensidad de la despreocupación infantil, y la riqueza de las relaciones mediante al juego.
En el blog Juego Libre podéis encontrar “las claves del juego no dirigido”, que son voluntariedad, ausencia de finalidad, placer, cohesión social, satisfacción, habilidades sociales y valores. El documento contiene información ampliada (y muy útil) sobre todas ellas.

Para finalizar os dejo con un regalo: hace unos días se lanzó un concurso de fotografías sobre Juego Libre, con el fin de que una de ellas constituyera la contraportada del libro, finalizada la acción, los responsables del proyecto de crowfundig han elaborado un vídeo con todas las fotografías participantes. Decir que son imágenes preciosas, llenas de vida y alegría, es decir poco. Juzgad vosotros mismos.
Más información | VerkamiJuego Libre, en Facebook
En Peques y Más | El País de los Juguetes: ‘los niños y niñas que han tenido juego libre suelen ser más creativos y emocionalmente más estables’El juego es la mejor actividad extraescolar según el Observatorio del Juego InfantilPara los niños es tiempo de aprender pero también de jugar
-
La noticia Misión: recuperar el Juego Libre de los niños. ¿Sabes cuáles son las claves del juego no dirigido? fue publicada originalmente en Peques y Más por Macarena.